Artesanias en Barro


Estas piezas en barro son elaboradas con estilos más contemporáneos, buscando presentar nuevos diseños con elementos tradicionales como barro y cuerdas.

El barro negro, es originario de Guatajiagua. Estas piezas llevan un baño de “nacascol” que es lo que les da su peculiar color.

Darle vida al barro en forma de bellas frutas y verduras es un arte en la región de Ilobasco, región de El Salvador, de donde vienen estás coloridas alcancías.

Estas piezas realizadas en yeso, son fachadas de distintas Iglesias de la época colonial ubicadas en el territorio Salvadoreño.

Estás son unas "Sorpresitas" con figuras de barro en miniatura. En 1924 Dominga Herrera fue la creadora de esta técnica miniaturista.

Se les llama "Sorpresas" debido a que cuentan con una tapadera - de diversas figuras - que al levantarla muestra la imagen en miniatura que está adentro.

Las "Sorpresitas" en miniatura buscan representar escenas cotidianas de la población.

La mayoría de figuras en miniatura son entre 1 a 5 cms de alto, demostrando la habilidad de los artesanos de trabajar el barro para crear un mundo en diminuto.

Son muy solicitadas las "Sorpresitas" con figuras de miniatura que representan oficios o profesiones, desde médicos, enfermeras, pupuseras, zapateros, etc.

Ilobasco - en el departamento de Cabañas - es considerada la "Tierra de los Artesanos de Barro", debido a ser los principales creadores de figuras en este material.

La elaboración de tríos de animales diversos, es una forma de darle vida al colorido característico de la zona. Los tríos de aves son de los favoritos.

Ilobasco está considerado uno de los principales centros alfareros y ceramistas de Centroamérica y cuna de la artesanía en El Salvador.

El detalle hace de estás piezas algo único, como en el caso de estos burros que llevan diferentes productos como caña de azúcar, sacos de café, lecheritos, etc.

Hay piezas de barro - como estás mariposas - que pueden colocarse tanto en plano (sobre una mesa) como ser colgadas en una pared.

Los tríos de figuras de animales en miniatura, son otro estilo de trabajo muy detallista y típico de los alfareros de Ilobasco.